Home 2011 La conservación de carreteras acusa la baja licitación y la nueva competencia
La conservación de carreteras acusa la baja licitación y la nueva competencia Imprimir E-mail

Fuente: STRUCTURALIA. 2011-02-07

La caída en la licitación, la corta vida de los contratos y la entrada de nuevos competidores han hecho que se instale la máxima tensión en el negocio de la conservación de carreteras. El año pasado salieron a concurso 31 contratos, de los que prácticamente todos eran renovaciones y terminaron cambiando de manos. Las empresas especializadas urgen soluciones a Fomento, como el endurecimiento de los requisitos para contratar o un alargamiento de los plazos de adjudicación.

Acciona no pudo mantener el año pasado cuatro de los contratos de conservación que llevaba ocho años atendiendo. Matinsa (FCC), Grupisa (Ferrovial) y API (ACS) se enfrentan este año a la posibilidad de perder una veintena entre las tres. Y es que vence para ellas el plazo de ocho años (El contrato inicial de cuatro años más una primera renovación) durante el que la Dirección General de Carreteras les confió la atención de algún punto de la red de infraestructuras viales.

"En este negocio suele darse una primera renovación del contrato, pero son contados los casos en que se logra la segunda. A los ocho años de trabajo en una misma carretera se da la pérdida generalizada de las adjudicaciones independientemente de cómo lo estés haciendo o de tus capacidades", citan empresas del sector consultadas por este periódico. En 2010 Fomento licitó 31 contratos de conservación, de los que el 100% respondía a renovaciones, y todos ellos cambiaron de manos. Según datos públicos, esos 31 concursos sumaban un presupuesto sin IVA de 262 millones, lo que implica 2,8 millones al año por contrato.

Leer noticia en sitio original.